Ultimas entradas:

«Me habéis hecho cambiar» Isabel Pantoja


Pocas artistas sostienen la mirada como Isabel Pantoja cuando habla. Ayer lo hizo una vez más, en la rueda de prensa que se celebró en el hotel Conde Duque, donde se presentó el espectáculo «Así es la vida», que llevará al teatro Nuevo Alcalá de Madrid del 18 de febrero al 14 de marzo.


Junto al productor y director de este musical, José Luis Moreno, y el empresario Enrique Salaverría, la tonadillera se encontraba segura, tranquila y dispuesta a sortear las preguntas que lógicamente querían saber más de su vida y hasta algo de su obra. Vestida de rojo y con la melena a tirabuzones, Isabel habló maravillas sobre los seis días que ha actuado en Barcelona y confesó que «me he ido con mucha pena, ha sido maravilloso. Hacía años que no me sentía tan llena de amor como artista y persona sobre el escenario. Con obtener en Madrid sólo la mitad del éxito de Barcelona me daría por satisfecha».


Moreno se ha convertido en su fiel aliado, en el caballero de armadura blanca que la saca de todos los líos y la sube a los pedestales. Lo hizo en sus momentos más tensos con la Justicia y la prensa, a raíz de su relación con Julián Muñoz y las acusaciones sobre un caso de supuesto blanqueo de dinero, y lo hace ahora con este musical que se basa en la vida de una artista que nunca deja indiferente a nadie ya que se la ama o se la odia casi con la misma intensidad.


El montaje arranca con la boda de los padres de Isabel mientra canta «Nací en Sevilla» y termina con una versión de «A mi manera», no sin antes interpretar su gran tema, «Marinero de luces», vestida de blanco y con la foto de su boda con el diestro Francisco Rivera de fondo.

Pura Pantoja en sus años de esplendor. «Cuando José Luis me habló de esta idea al principio no reaccioné muy bien pero entendí que tenía que sacar mi lado de actriz, que me debo al público y al director. Él sabe muy bien hasta dónde puede llegar conmigo».


Sobre lo que ha pasado en su vida en los últimos años es algo que no quiere llevar a los escenarios. «No me apetece», dice.

Se entienden los motivos. Si dentro de un tiempo Moreno la convence estoy segura que daría aún más morbo. Escuchar a Isabel mientras aparecen imágenes suyas con Muñoz, con Zaldívar, por Marbella, a la entrada de prisión, a la salida de los juzgados…

Un drama con mayúsculas sólo en futurible. El presente es más alegre, con este proyecto que luego quieren llevar de gira por España, a París, Londres, México y Nueva York justo antes de presentar su nuevo disco con Juan Gabriel. «A mis hijos les ha encantado.

Es un musical para todo el público. Mi madre no lo ha visto en Barcelona, en Madrid tampoco creo que pueda».
La salud de doña Ana es precaria y eso hace que a Isabel se le cambie el gesto por unos segundos.

A los comentarios de lo tranquila y accesible que se mostró durante la rueda de prensa, la tonadillera sevillana simplemente dijo: «Vosotros (los medios) me habéis hecho cambiar». Esperemos que sea para bien.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

es vd. tan opaca como buena cantante.

Publicar un comentario