Ultimas entradas:

El aceite de oliva, una fuente de salud... ¡y de belleza!


En nuestra historia, el olivo ocupa un lugar privilegiado, como en nuestra gastronomía, a través del aceite que se obtiene de su fruto. Y no es extraño debido, en parte, a sus múltiples ventajas para la salud.
Pero, ¿sabías que el aceite de oliva no sólo es un magnífico aderezo para los platos, sino también para la belleza? Así, muy probablemente el de oliva fue el primer aceite utilizado en tratamientos de belleza. A lo largo de los siglos, se ha usado no sólo como alimento natural, sino también como ungüento medicinal y como óleo sagrado. Existen recetas caseras que pueden realizarse con su ayuda.

* El pelo muy seco recupera el brillo y la vitalidad perdidas si se cubre de aceite antes del lavado, extendiéndolo cuidadosamente por medios y largos (evitando raíces), y masajeando mechón a mechón, insistiendo en las puntas. Para potenciar el efecto, puede cubrir el cabello con un gorro de ducha y dormir con él, lavándolo con agua caliente a la mañana siguiente.
* Una receta tan mediterránea como el limón y el aceite de oliva mejora de forma inmediata el brillo de las uñas. Tras retirar todo resto de esmalte, frota la superficie de la uña y la cutícula con medio limón, lo que ayuda a eliminar manchas como las de tabaco. Después, sumerge las uñas en unas gotas de aceite templado (¡que no caliente!), haciendo un pequeño masaje sobre las cutículas para ablandarlas. Si deseas aplicar esmalte posteriormente, deberás retirar todo resto de grasa para asegurar su adherencia.
* Cuando la piel del cuerpo está muy seca y necesita una hidratante muy untuosa, puedes enriquecer su fórmula habitual añadiendo unas gotas de aceite de oliva a su crema de siempre. Sin embargo, no debe excederte en la cantidad si no quieres acabar oliendo a ensalada.

¿Has usado el aceite de oliva en alguna receta casera de belleza? Comparte tus opiniones

0 comentarios:

Publicar un comentario