Ultimas entradas:

Bruce Willis, más feliz que nunca



El actor está promocionando su nueva película, 'Red', que puede devolverle la popularidad que tuvo en los 90

Aunque ya ha cumplido los 55 años, en persona se lo ve exactamente igual que en la década de los noventa, cuando era el actor más taquillero de Hollywood. Si bien nunca ha dejado de filmar, ya la audiencia no le sigue como antes, y la última vez que protagonizó un éxito solo atribuible a su carisma cinematográfico fue hace tres años, cuando después de mucha insistencia aceptó volver a encarnar a John McClane en La jungla de cristal 4.

Bruce Willis en el show de Letterman con un bistec en la cabeza parodiando a Lady Gaga
Bruce Willis en el show de Letterman con un bistec en la cabeza parodiando a Lady Gaga / Gtresonline

Sin embargo, éste puede ser el momento de su regreso triunfal. Su paso por la comedia en Vaya par de polis dejó una pequeña ganancia en la taquilla norteamericana, y su icónica presencia fue sin duda uno de los ingredientes que ayudaron a Los mercenarios, dirigida por su amigo y socio Sylvester Stallone, a convertirse en uno de grandes éxitos de este verano. Pero el filme que indudablemente definirá cuan listo está el mundo para volver a ver a Bruce Willis en su mejor forma es Red, una curiosa adaptación de una historieta que dirigida por el alemán Robert Schwentke combina por igual buenas dosis de acción y de humor, y un gran elenco en el que además de Willis figuran estrellas que han sido tocadas por la magia del Oscar como Helen Mirren, Morgan Freeman, y John Malkovich.

El fin de semana pasado Willis decidió salir a promocionar la película como en los viejos tiempos, participando en numerosas entrevistas y asistiendo a la première no oficial de la película, que realizada en el elegante restaurante The Lambs Club del hotel Chatwal en Manhattan, también contó con la presencia de Mary-Louise Parker y el nonagenario Ernest Borgnine, quienes trabajan en la película, y de Paul Haggis y David Thewlis entre el compacto grupo de invitados. Willis se pasó toda la fiesta acompañado de una mujer que no pasó desapercibida, la impactantemodelo maltesa Emma Heming, 23 años menor que él y su segunda esposa desde marzo del 2009. Tal vez la razón de que se le vea tan rejuvenecido, lo cierto es que el actor nacido en una base norteamericana en Alemania no perdió oportunidad de mencionar lo contento que estaba de haber reconstruido su vida tras su divorcio de Demi Moore en octubre del 2000. "Estoy verdaderamente feliz, creo que mucho mas feliz que nunca antes en mi vida", explicó con esa sonrisa tan característica con la que parece que se estuviera burlando de uno, y agregó: "solamente pierdo el buen humor si estoy lejos de mi casa durante mucho tiempo, pero como mi esposa viaja conmigo las cosas suelen ser simplemente maravillosas. La verdad es que yo nunca pensé que me iba a volver a casar. Y además jamás pensé que iba a estar tan feliz como lo estoy en este momento". Aunque no quiso dar detalles específicos de por qué Emma había conquistado su corazón de forma tan certera, señaló: "creo que soy una persona muy afortunada y que a veces las oportunidades se te presentan pero tienes que estar atento y prestar atención. Yo lo hice y conocí a mi esposa en el momento preciso. No se si fue por obra de Dios, o simplemente suerte. Lo cierto es que estoy pasando por el mejor momento de mi vida".

Para Willis, la felicidad es completa gracias a la buena relación que tiene con sus hijas, Rumer de 22. Scout LaRue de 20 y Tallulah, de 17: "yo me siento más un padre que un actor, y en ese sentido, no hay nada que agradezca más que mis hijas todavía quieran pasar tiempo conmigo. Yo conozco a mucha gente que no tiene esa clase de relación con sus hijos, y en cambio yo las llamo y me llaman, quieren salir conmigo y siempre están dispuestas a que hagamos cosas juntos".


GABRIEL LERMAN

0 comentarios:

Publicar un comentario