Ultimas entradas:

Aprenda a preparar su propio ketchup en casa

Aunque muchos dirán es más fácil comprar esta popular salsa en el supermercado, nunca está de más saber cómo se hace… Hay que estar listos para las emergencias.

Como sabemos, el ketchup está echo a pase de tomate. ¿Pero qué más lleva? Joshua Bousel, autor de la columna Sauced de la página web seriouseats.com, se propuso crear –y recrear- una receta.


“Empecé desde el principio, leyendo los ingredientes que figuran en la mayoría de botellas de ketchup, probándolos y investigando el proceso para hacerla”, cuenta. ¿Cuál fue el resultado? “Era más claro y fresco que el ketchup embotellado, con un sabor natural de tomate que tenía los suficientes condimentos para diferenciarse de cualquier salsa de tomate”.

LA RECETA
Para hacer ketchup en casa necesitará: 2 cucharadas de aceite de oliva, 1 cebolla mediana picada en cubos medianos, un diente de ajo picado, 28 onzas de puré de tomate, media taza de azúcar rubia, ¼ de taza de vinagre de manzana, 1 cucharada de pastas de tomate, ½ cucharadita de sal kosher (tiene los granos más grandes), ½ cucharadita de granos de mostaza molidos, 1/8 cucharadita de clavo de olor molido, 1/8 cucharadita de pimienta de Jamaica y 1/8 cucharadita de pimienta de cayena.

Lo primero que tienes que hacer es calentar el aceite en una olla, a fuego medio. Una vez que esté brillante, agrega la cebolla y deja que se cocine, moviendo de vez en cuando hasta que esté suave, pero no dorada. Esto te tomará entre cinco y ocho minutos. Echa el ajo y mueve hasta que se sienta su olor, aproximadamente 30 segundos.

Pon el puré de tomate, la azúcar rubia, el vinagre, la pasta de tomate, la sal, la mostaza, el clavo de olor y los dos tipos de pimienta. Mueve y mezcla los ingredientes. Dejar que hierva y, después, déjalo cocer a fuego lento, moviendo de vez en cuando hasta que alcance la consistencia del ketchup. Esto demorará entre 45 y 60 minutos.

Coloca la mezcla en la licuadora y tritúrela hasta que esté completamente suave. Luego, pon un colador de malla fina sobre una olla limpia. Vierte la salsa de tomate en el colador, ayúdate con una espátula.

Prueba tu ketchup y ajusta la sazón si es necesario. Cuando esté listo, vacíalo a un poto y ciérralo bien. Lo puedes guardar en tu refrigeradora y consumir antes de que pase un mes.

¿Te animarías a hacerlo o prefieres comprarlo ya listo?

elcomercio.pe

0 comentarios:

Publicar un comentario