Ultimas entradas:

“La vida es un chiste”: Anthony Hopkins

El actor galés, que se encuentra en México para promocionar su cinta "El Rito", subraya que la existencia es tan corta que uno debe saber divertirse

CIUDAD DE MÉXICO, .- El actor Anthony Hopkins tiene un consejo para los seres humanos: “Disfruten la vida que todo es un chiste”.


“Nuestra existencia es tan corta, que tenemos que divertirnos, lo malo es que ya nadie se divierte tanto, ni súper propios y correctos”, lamentó el actor galés durante una mesa redonda organizada a propósito del estreno de la película El Rito.

El optimismo con el que Hopkins experimenta la vida es tan desbordante que, incluso, lo hace reírse y burlarse de situaciones que para otros podrían resultar embarazosas, como la fallida entrevista que la noche del lunes intentó otorgarle a Joaquín López Dóriga en cadena nacional.

“Yo no escuchaba la traducción y no entendía las preguntas de él (López Dóriga), pero eso me resultó divertido, porque todos estaban estresadísimos y como locos intentando arreglar el sonido, la verdad me reí mucho”, confesó.

Contrario a lo que pudiera pensarse, durante el encuentro con medios mexicanos, el actor lució su obscuro sentido del humor y confesó que se la pasa mandando chistes a sus amigos con su iPhone.

“Me gustan los chistes, de hecho me he vuelto un geek de estar texteando y mandar mensajes, pues me gusta mucho el humor negro. Es más, ¿Saben cuál es el rezo más cortitito del mundo?: fuck it (mierda), es la plegaria del arrepentimiento”, contó Hopkins, provocando la risa de los periodistas.

Pero el protagonista de El silencio de los Inocentes no siempre fue así. Antes, era un tipo serio, huraño y que no tenía la más mínima razón para creer en Dios, hasta que un día, su vida cambió.

“Hace 35 años tuve una crisis de fé. Yo era un ateo, pero llegó un momento crucial en mi vida donde tenía que elegir entre la vida y la muerte. Entonces tomé la decisión de escoger la vida y algo sucedió, algo que me liberó.

“Estaba atrapado en mi angustia y un día dije: ‘Si hay un Dios, por favor que me ayude’. Y desde ese momento no he hecho más que reírme”, mencionó feliz el actor de 73 años de edad.

Finalmente recordó que al principio rechazó el guión de El Rito, porque no quería “interpretar a otro loco como Hannibal Lecter”.

“Ni siquiera terminé de leer el guión, pero la determinación de Mikael Håfström (director) me ayudó a convencerme. Al final, es una película, no es nada importante, solamente soy un actor que trabaja para no andar en la calle sin hacer nada.”

excelsior.com.mx

0 comentarios:

Publicar un comentario