Ultimas entradas:

Rosario Flores, en la presentación de su nuevo disco, «Raskatriski»

Rosario Flores sale a escena a ritmo de «Raskatriski». Es el primer álbum de canciones escritas por ella desde 2006. El título es un recuerdo de una rumba catalana que su padre le cantaba en su más tierna infancia


- Sé que no le han hecho ninguna entrevista estos últimos días, así que he pensado ¿«Cómo me la maravillaría yo» para ser original? A sí que ahí va una pregunta «inédita»: ¿Por qué «Raskatriski»?

- «Raskatriski» porque yo llevo un Raskatriski metido dentro de mi cuerpo y es la rumba catalana que me enseñó mi padre. El ritmo catalán es ese soniquete que me cantaba mi padre desde que era pequeñita. Me cantaba «raska raska raska triski»... Un día en una fiesta la canté y me dijeron: «¿Por qué no haces una rumba de eso?». «Solo tengo RaskaTriski», dije; «Pues, invéntate lo demás»… Lo otro está inventado y ahí está.

- ¿Qué tiene la «gypsy funky » «que a todas horas suena que suena por los rincones»?

- Yo nací al compás de los duendes en el aire y mi cuna fue una guitarra. Cuento un poco de dónde vengo yo, por qué me siento «gypsy funky». Me siento así porque soy una gitana negra. Siempre he querido mezclar la rumba catalana con bajos funkies y baterías funkies con las guitarra. Me considero una «gypsy funky »totalmente.

- Aunque «lo que pasa es que está cambiando», ¿cuando compone, siente a su hermano, su padre y su madre «a su vera, siempre a la verita suya»?

- Ellos están a mi vera, a mi verita, y estarán toda la vida. Pero, ojalá a la hora de componer viniera mi hermano a ayudarme, porque serían canciones maravillosas. De alguna manera, yo me consuelo pensando que están conmigo pero, si estuvieran conmigo sería todo mucho mejor.

- Rosario, además del «lerele», el «sarandonga», «el coraje de vivir» y alguna vez la «pena», ¿qué le «corre por las venas con la fuerza de un ciclón»?

- Un torbellino de colores que llevo en esa sangre y un Raskatriski que me sube y me baja… que no lo puedo soportar.

- «Pongamos que hablo»… de legalidad ¿Qué preferiría, una ley que acabara con las descargas de internet o una ley que acabara con la prensa del corazón?

- Creo que en este mundo tiene que haber para todos, pero el respeto no hay que perderlo nunca. Respecto a las descargas de internet, creo que en la música necesitamos que la industria gane dinero porque si no, nos empobrecemos todos. Lo que más me gusta es que la gente joven escucha mucha música, y eso es lo primordial; pero creo que se deben sentar para repartir un poco entre todos y ver cómo se distribuye la música y la industria como sube para arriba, porque la industria de la música está totalmente en decadencia. En cuanto a la prensa del corazón, creo va a existir toda la vida, porque hay mercado para todo en este mundo y tiene que haber mercado rosa, mercado serio… de todo tipo y de todas clases; Me gustaría que tuvieran un poco más de respeto. Aunque a mí ahora me respetan; la verdad, yo no me puedo quejar mucho de la prensa del corazón.

- En la canción «Yo quiero vivir» dice que quiere vivirlo todo con miedo y sin esperanza, ¿qué le pide al pensar en un día nuevo con esperanza y sin miedo?

- Tener salud. Siempre que tengas salud hay esperanza. Yo creo que la salud es lo más importante que tenemos. Y, si tienes a tu lado a gente que te quiere, que te han dado un poco de amor, en la vida siempre tienes esperanza. Y la gente a la que no le hayan dado amor tiene la esperanza de encontrarlo. No hay esperanza sin miedo, porque la esperanza siempre te da miedo, pero la esperanza es lo que te hace vivir.

- ¿Por qué o a pesar de qué motivo «no dudaría en volver a reír»?

- No dudaría en volver a reír si viera que el mundo se arregla de todas estas injusticias que hay: que no se muera un niño de hambre, que no haya guerra, que no maten a mujeres… Entonces todos volveríamos a reír.

- «¡Qué bonito!», han pasado 15 años desde que compuso esa canción; su primera canción. Me gustaría que hoy completara esta frase: qué bonito sería…

- Poder seguir cantando otros 15 años más, de momento.
www.abc.es/

0 comentarios:

Publicar un comentario