Ultimas entradas:

Terapia corporal con cañas de bambú

Las cañas y las cremas de bambú utilizadas en los masajes corporales moldean la figura y combaten la celulitis. Sus efectos nutritivos, regeneradores e hidratantes también proporcionan bienestar.



“El objetivo de cada sesión de masaje es que el cliente sienta una inmediata sensación de relax, un gran bienestar corporal y emocional, ligereza, pérdida de volumen y que el cuerpo se descargue y elimine su pesadez”, subraya la especialista María José Rodríguez.

Con la ayuda de tres tipos de cañas de bambú, de diferentes medidas, la profesional realiza “masajes de deslizamiento, amasamiento y percusión, para que la clienta pierda volumen y gane en ligereza, mientras se relaja en una camilla", añade la experta.

La gama de productos de bambú está compuesta por materias primas en un proceso de fabricación respetuoso con la naturaleza, “joyas vegetales que resumen la pasión de las cosas bien hechas”, afirma Marie C. Leburgeois, responsable de esta alta cosmética biológica de la firma Dulkamara.


“El masaje con las cañas de bambú consigue que las cremas trabajen los sistemas linfático, sanguíneo y circulatorio de la persona para conseguir la eliminación de líquidos y la regeneración de sus tejidos”, asegura a Efe-Reportajes la especialista estética María José Rodríguez, responsable de un salón en la ciudad de Barcelona (noreste de España).

Así, con la ayuda de tres tipos de cañas de bambú, de diferentes medidas, la profesional realiza “masajes de deslizamiento, amasamiento y percusión, para que la clienta pierda volumen y gane en ligereza, mientras se relaja en una camilla".

Durante alrededor de hora y media, la experta hace rotar las cañas de bambú sobre el cuerpo de su cliente para efectuar un masaje que moviliza los líquidos y moldea, empezando por la espalda para, "de esta manera poder alinear todo el cuerpo y colocar cada parte en su sitio”, subraya María José Rodríguez.

MASAJES PLACENTEROS.

“Con estos masajes, que se inician con las cañas de bambú y finalizan con las manos para favorecer aún más el contacto personal, , intentamos movilizar los líquidos del cliente y llevarlos hacia los ganglios, para que nuestro organismo drene”, asegura esta experta.

“El objetivo de cada sesión de masaje es que el cliente sienta una inmediata sensación de relax, un gran bienestar corporal y emocional, ligereza, pérdida de volumen y que el cuerpo se descargue y elimine su pesadez”, subraya María José Rodríguez.

Los productos y las cañas de bambú se complementan con la aplicación de un “complejo biológico mar y tierra que exfolia, elimina toxinas, ilumina y suaviza, así como de un aceite revitalizante, que nutre y aporta elasticidad y una fitoemulsión corporal que hidrata, nutre, reafirma y tonifica la circulación", indica la especialista.

También se aplica en el cuerpo un agua floral al limón que elimina la retención de líquidos, un agua de lavanda que modera los problemas circulatorios que puedan existir, y un agua floral vetiver para los temperamentos nerviosos, temerosos o volátiles.

Para conseguir el objetivo de un cuerpo más esbelto, la especialista aconseja diez sesiones, una por semana, al precio aproximado 110 dólares por sesión.

LAS PROPIEDADES DEL BAMBÚ.

La gama de productos de bambú está compuesta por materias primas en un proceso de fabricación respetuoso con la naturaleza, “joyas vegetales que resumen la pasión de las cosas bien hechas”, afirma Marie C. Leburgeois, responsable de esta alta cosmética biológica de la firma Dulkamara.

“Esta cosmética con extractos de bambú nutre, flexibiliza y protege la piel para que conviva con la naturaleza en plenitud de bienestar y belleza, retrasando eficazmente su envejecimiento”, asegura Leburgeois en la página web de presentación de estos productos.

Sus cremas y geles incluyen solamente extractos de plantas, semillas y yemas, arcillas y aceites vegetales, ricos en ácidos grasos insaturados, renunciando absolutamente al uso del colorante y conservante de síntesis y al uso de excipientes o grasas derivadas del petróleo, lanolinas, glicerinas y siliconas, para no alterar las funciones cutáneas de drenaje y respiración.

Para la artífice de esta alta cosmetología biológica, “el bambú nos propone, en sinergia con otros componentes naturales, principios activos esenciales para el mantenimiento del organismo, como el silicio y el magnesio, básicos en acciones preventivas o regeneradoras”

Los principales ingredientes de estos cosméticos son plantas, frutos, aceites vegetales de primera presión en frío y muy ricos en ácidos grasos insaturados, aceites esenciales de primerísima calidad obtenidos por destilación del vapor, arcillas y algas y todos los productos proceden de cultivos biológicos y de la recolección silvestre.

Entre los productos básicos procedentes del bambú, la firma Dulkamara recomienda su leche virginal como “el zumo de fruta de la mañana” y las savias como “el caldo de la noche”. Y, como si se tratara de una dieta, los expertos aconsejan dejar reposar la piel de vez en cuando, sin producto alguno, durante un día como mínimo.

Por Nana de Juan.
EFE-REPORTAJES.

0 comentarios:

Publicar un comentario