Ultimas entradas:

Tendencia a la promiscuidad se hereda, según estudios

La tendencia a la promiscuidad es hereditaria igual que el color de los cabellos o de los ojos, y esto vale tanto para el hombre como para los animales que tienen comportamientos monógamos, según las conclusiones de un estudio publicado por la revista Pnas.


La investigación estudió 1.554 ejemplares de Diamante Mandarín, un pájaro muy sociable que es esencialmente monógamo pero entre los cuales algunos ejemplares suelen “traicionar” al compañero.

A algunas de estas aves se le analizó el ADN, mientras que todos fueron seguidos a lo largo de cinco generaciones.

A los pájaros analizados le fueron arrancados los huevos, que estuvieron por meses en otros nidos para excluir que el comportamiento pudiese ser copiado de los progenitores.

Los hijos de padres “traidores” no sólo mostraron un comportamiento similar, sino que la conexión fue confirmada también por los análisis genéticos, de acuerdo al estudio.

“Este trabajo confirma una observación que se hizo en humanos, es decir que los hijos de padres que tienden a ser promiscuos tienen el doble de probabilidades de serlo también ellos”, afirmó Wolfgang Forstmeier, del departamento de genética evolucionaria del Max Plank Institut de Berlin.

Pero, “es necesario decir que en muchos casos también si existe la tentación de traicionar ésta no es expresada para otras inclinaciones personales”, agregó.

Desde hace tiempo investigadores de todo el mundo están en búsqueda de un “gen de la infidelidad”.

El candidato más probable es una variante del gen DRD4, ya conocido por estar asociado a comportamientos “equivocados”, como el alcoholismo.

Un estudio de la Universidad Estatal de Nueva York sobre el ADN y la historia sexual de 181 jóvenes descubrió que aquellos con una cierta variante del gen DRD4 tenían el doble de probabilidades de concederse una infidelidad respecto de los otros.

Otra investigación siempre sobre el mismo gen demostró también porqué esta variante se ha afirmado.

Los “traidores genéticos” tienen también una mayor inclinación a la aventura y a la exploración de los espacios desconocidos, una característica que llevó a los primeros Homo Sapiens portadores de la variante, a dejar Africa para colonizar el resto del mundo.

/www.abc.com.py/

0 comentarios:

Publicar un comentario