Ultimas entradas:

¡Limpia tus peines!


En primer lugar, debes quitarle todos los pelos y después sumérgelos en agua tibia con un poco de amoníaco durante tres horas. Pasado este tiempo, enjuágalos muy bien y deja que se sequen.
http://www.carlaboreli.com/

0 comentarios:

Publicar un comentario