Ultimas entradas:

El peor enemigo de la piel está en casa

Lo que van a leer a continuación les podrá sonar muy parecido a un cuento de terror. Es que, si ustedes pensaban que el sol, la bebida y el cigarro eran los mayores enemigos de nuestra piel, se equivocan, pues está demostrado científicamente que el azúcar no solo engorda, sino también… ¡envejece! A este fenómeno se le conoce como la glicación.

Juan Carlos Salgado, gerente corporativo de Innovación y Desarrollo Químico de L’Bel, explicó que la glicación es un proceso natural producido cuando tenemos mucha azúcar en el organismo. “El problema es que el azúcar no solo engorda, sino que también daña a las proteínas, causando efectos irreversibles en la piel,” indica el especialista.

Pero no todo está perdido. El experto aseguró que, por más que el envejecimiento sea un proceso natural del cuerpo humano, se pueden lograr grandes cambios en nuestra piel si modificamos nuestros hábitos alimenticios. ¿A quién no le gustaría lucir una piel hermosa, llena de lucidez y libre de arrugas durante toda su vida? ¡A todos! Por eso, y por más difícil que nos resulte, debemos consumir menos dulces. Es la única forma de evitar que sigan apareciendo más arrugas en nuestro rostro.

Las personas diabéticas, al margen de la edad que tengan, presentan una serie de problemas en la piel, según el experto de L’Bel. ¿Por qué? Porque tienen un alto índice de acumulación de azúcar en la sangre; por ello, su piel casi siempre luce opaca, deshidratada, presenta flacidez y aparición de líneas prematuras.

La glicación es un proceso natural que se lleva a cabo en todos los organismos. La buena noticia es que nosotros podemos decidir cómo envejecer de manera armoniosa. Es decir, evitando el exceso de carbohidratos, consumiendo dietas ricas en minerales y vitaminas y tomando ocho vasos de agua al día. ¡Estás a tiempo!

DATOS

* Es necesario descansar bien. Ocho horas diarias, como mínimo, es un deber.

* Evita el cigarro. No solo pinta de color amarillo tus dientes, sino que también daña la piel.

* Disminuye el consumo de bebidas alcohólicas. De preferencia, evita las que contengan mucha azúcar.

* Usa protector solar. El sol puede ser un gran enemigo si no contamos con bloqueador.

* Aliméntate bien. No olvides que consumiendo siete porciones de frutas y verduras al día tendrás una piel de bebé.
Juana Avellaneda Cabrejo

0 comentarios:

Publicar un comentario