Ultimas entradas:

La Barbie de Kate Middleton

Ella tiene el cabello brillante y castaño, el vestido azul de seda, las joyas de princesa, y se comercializa en Londres por 195 dólares.
La pequeña muñeca de Kate Middleton, diseñada por Franklin Mint, no es un capricho barato, sino la última novedad de una ola de recuerdos sobre la boda real.


Es parte de un juego de dos muñecas de Kate de 40 centímetros cada una (la versión de novia será lanzada después de que la boda real británica tenga lugar), cuyo lanzamiento fue anunciado esta semana.

La emoción global por la boda real británica, combinada con las oportunidades ofrecidas por internet para los negocios y el comercio, auguran que esta boda podría romper las ventas de mercancía real oficial y no oficial. Y compañías como Franklin Mint buscan aprovecharlo.

Gwynne Gorr, coleccionista y jefa de mercadotecnia de Franklin Mint dice: “Los recuerdos tendrán más disponibilidad en el mercado mundial porque ahora se pueden comprar cosas a través de internet. Tendrá un impacto positivo en la comercialización de este evento”.

Otros, como la diseñadora Jan Constantine, están esperando que la boda eleve el perfil del talento británico.

Constantine, cuyos textiles tejidos a mano son inspirados por el Union Jack y otros bastiones del orgullo británico, ha diseñado un cojín para celebrar la boda.

“Es una oportunidad para los diseñadores británicos”, dijo. “Los británicos pueden aprovechar la boda entera y la parafernalia asociada con ella”.

Aunque el Palacio de Buckingham acepta que no puede controlar toda la mercancía asociada con la boda, The Queen & Co. ha mostrado una fuerte preferencia por los recuerdos clásicos de la ocasión, tales como pastilleros de porcelana y tazas conmemorativas.

Inicialmente, el Palacio incluso evitó el souvenir establecido en Gran Bretaña como muy tradicional, el trapo para el té. Cedieron en enero de este año, aunque la toalla oficial mostrará las iniciales de Guillermo y Kate en lugar de sus rostros.

Para otros, la cosa es más relajada. Se diseñaron artículos irreverentes que incluyen platos con la leyenda “Gracias por el día libre”, el barniz de uñas “No más espera, Katie”, e incluso lo condones marca Joyas de la Corona, que prometen una “mejor clase de amor”.

La diseñadora británica Lydia Leith, de 24 años, cuyas bolsas conmemorativas de la boda real (“Ten a la mano esto el 29 de abril”) han conmocionado a muchos y divertido a otros, dice que los tiempos cuando la mercancía no oficial estaba limitada a baratijas están muy lejos gracias a internet.

“Es divertido y la gente lo ha aceptado”, dice. “Es más divertido que un plato o una taza, cosas que ya hemos visto antes”.

Gorr, de Frank Mint dice que la gran cobertura de la prensa ayudó a promover la boda real.

“Diría que ha existido más excitación acerca a partir de la cobertura de la prensa, y de la retroalimentación de los coleccionistas y las otras personas que fabrican productos”, dijo. “No ha existido nada más grande desde que la Princesa Diana se casó.

“No puedes evitar estar interesado en cómo este magnífico día se desarrolla”, concluyó. /CNN
www.contexto.com.ar

0 comentarios:

Publicar un comentario