Ultimas entradas:

Alaska: ´´La bola de cristal´ no sería posible hoy´ LAURA FERRER ARAMBARRI

LAURA FERRER ARAMBARRI - IBIZA Alaska (Ciudad de Mexico, 1963) no ha dejado de ser un mito y una referencia del pop español desde que comenzó, con solo 14 años, con Kaka Deluxe. Después vinieron los Pegamoides, Dinarama y Fangoria, grupos con los que puede presumir de haber dado vida a algunos de los temas más bailados de la historia del pop español.



-¿Por qué cree que Fangoria es uno de los pocos grupos tecnopop que ha sobrevivido con éxito en España?
-Al principio de Fangoria ser tecno no era una ventaja. Resultaba muy difícil dar a conocer lo que hacíamos, no era lo que se radiaba, ni lo que la mayoría de la gente esperaba. Puede que ahora pase lo mismo y siga siendo difícil para muchos grupos salir a la luz porque no hay muchos medios diversificados. En otros países hay radios alternativas con muchísimos oyentes y prensa musical al margen... hay mucha gente en este mundo pero está en circuitos muy pequeños, de festival y salas pequeñas. El Sónar o incluso el circuito de clubes de Ibiza es muy activo. Parece que lo que ocurre en un club no es lo mismo que un concierto en una plaza de toros pero, no. Son cosas que conviven muy bien.

-La cadena MTV ya está anunciado la próxima emisión del ´reality´ estilo ´The Osbournes´ con usted y Mario Vaquerizo como protagonistas. ¿Ya lo están grabando?
-Casi estamos terminando. Son dos meses de grabación y ocho programas. No nos resulta tan extraño. Nacho [Canut] y yo estamos acostumbrados a filmar todo el proceso de grabación de cada disco en primera persona. Al final, por salud mental, se te olvida que esas personas están ahí. Haces tu vida, contestas tus mails, haces la compra y no le das más vueltas.

-¿Cuidar su imagen tiene que ver con una visión empresarial del trabajo o con otra más romántica, la de ser fiel a uno mismo, a sus gustos?
-Es algo personal. Cuando empezamos, esto no tenía nada de empresarial ni ninguna idea de que pudiera serlo algún día. Claro que es una empresa, pero es una empresa de ti mismo, de lo que tú eres. Es un error aligerar o cambiar lo que eres porque le vaya a gustar más a unos. Lo mejor es hacer lo que tú quieres y ojalá les guste a todos.

-Miles de treintañeros y cuarentones la veneran por un programa mítico como ´La bola de cristal´. ¿Sería posible algo así hoy?
-No sería posible hoy pero no por una cuestión de censura moral sino puramente económica. Si funcionara la pondrían. Ahora la única censura de la televisión es lo que da audiencia y lo que no la da. Ahora no se deja a un programa crecer y cambiar, que es lo suyo. ´La bola´ de los primeros meses no tiene nada que ver con la que recordáis. Se estaba formando. Tener cuatro horas para un programa así hoy es... impensable. Hay pánico a perder la audiencia. No hay una parrilla de programación infantil sino canales temáticos. Bob Esponja es estupendo y tiene una relación estupenda con Patricio. Me encanta que los niños vean Bob Esponja o los Teletubbies, que eran cuatro que parecía que acababan de salir de una discoteca de Ibiza. El creador lo contó: se le ocurrió la idea sintiéndose muy feliz a las cuatro de la mañana saliendo de una discoteca. Pocoyó es un hallazgo impresionante. Fascinante.

-¿La única clave para mantenerse es ser fiel a uno mismo o hay algo más detrás de tantos años de éxitos?
-Hay que ser desesperanzado. Hay expectativas que no están en tu mano. Vender más o menos, que guste o no guste, que una radio decida ponerte o no ponerte... Eso no está en tu mano. Si desaparecen programas de música en televisión... es que no hay dónde hacer promoción. No puedes estar pensando en eso. Hay momentos en los que te va fenomenal, en el aspecto de lo que se considera éxito tradicional, y otros en los que te siguen tus fans y punto. Lo maravilloso es capear todas las épocas. Hay que diversificarse. Cuando empecé con Fangoria, Nacho y yo lo veíamos como una afición en la que invertíamos nuestro dinero. Pues seguimos viéndolo así. El año pasado estuvimos grabando. ¿Y de qué vivimos? Pues somos disckjockeys, escribimos... hacemos un poco de todo para que realmente puedas hacer lo que te dé la gana.

-Trabajó con Almodóvar , ha hecho cortos y documentales en los últimos años ¿Le gustaría volver al cine?
-No es algo que tenga en mente. Mi único proyecto es la música, porque es en lo que pienso a largo plazo. Lo demás no lo pienso. Mañana me llega un guión, me gusta, tengo tiempo, pues lo hago. Que no tengo tiempo, pues no lo hago.

-Las descargas gratuitas de música ¿afectan a grupos tan consolidados? ¿Cómo valora las repercusiones de Internet en la música?
-Repercuten de manera directa en la manera tradicional de financiarse que ha tenido la industria. Si alquilas un estudio y pagas a unos músicos, confías en recuperar la inversión. Las descargas gratuitas impiden que cualquier inversión, por pequeña que sea, se pueda recuperar. Hoy en día la descarga gratuita no tiene ningún sentido, lo digo en serio. La descarga legal es muy barata, ya no hay excusa. Por 99 céntimos te descargas una canción y la Filmoteca Nacional tiene todas las películas españolas que quieras por un euro la descarga. Ahora sí que no hay excusa.

-Admira a Warhol, algo que comparte el último fenómeno pop, Lady Gaga. ¿Qué opina de esta artista?
-Me gusta todo lo que le critican, que es ese exceso de cuidado de su imagen pública. Me parece muy warholiano. Si hay un trasfondo de realidad o no me da un poco igual. No nos damos cuenta de lo pacata que puede ser la industria norteamericana. De repente surge un revulsivo. Marilyn Manson lo es pero no es masivo. Lady Gaga es un contrapunto y me encanta que exista.


www.diarioinformacion.com/

0 comentarios:

Publicar un comentario