Ultimas entradas:

Comportamiento sexual compulsivo

El comportamiento y la expresión sexual forman parte de una vida sana y normal. Pero si la necesidad de sexo y la preocupación por el sexo son tan intensas que interfieren con el trabajo y con las relaciones personales, entonces puede haber un problema serio

El comportamiento y la expresión sexual forman parte de una vida sana y normal. Pero si la necesidad de sexo y la preocupación por el sexo son tan intensas que interfieren con el trabajo y con las relaciones personales, entonces puede haber un problema serio


Este trastorno se caracteriza porque se pueden perder grandes cantidades de tiempo en actividades relacionadas con el sexo, olvidando incluso los aspectos importantes de la vida diaria en términos sociales, ocupaciones y de ocio. Uno puede intentar repetidamente reducir o controlar las actividades o los deseos sexuales, sin conseguirlo.

Esta alteración potencialmente grave tiene varios nombres; algunos expertos hablan de “obsesión sexual”, otros utilizan el término “adictos al sexo” en semejanza con los adictos a una droga, otros creen que está relacionado con el control de los impulsos o con un comportamiento obsesivo-compulsivo. Independientemente del nombre, la obsesión sexual es una manifestación muy real que interfiere con las actividades de la vida diaria. Este trastorno es más común entre los hombres.

Signos y síntomas

El comportamiento sexual se vuelve compulsivo y se torna un problema cuando es repetido e interfiere con las actividades diarias y con las relaciones personales. Un comportamiento sexual compulsivo puede manifestarse a través de diferentes formas:

· Tener varios compañeros sexuales o relaciones extraconyugales

· Tener relaciones sexuales con una sucesión de compañeros anónimos, incluidas prostitutas

· Utilizar las líneas de teléfonos eróticos

Cuando las relaciones sexuales interfieren con las actividades diarias y las relaciones personales, pueden convertirse en un problema· Realizar prácticas sexuales sado-masoquistas, como experimentar excitación sexual mientras se inflinge o se siente dolor durante la relación sexual

· Mostrar actitudes exhibicionistas

Muchas personas con obsesión sexual están casados y el resto de su vida es de lo más normal. A menudo llevan una doble vida y tienen dificultad para establecer y mantener una intimidad emocional.

El comportamiento sexual compulsivo tiende a ser crónico, intenso y a estar más allá de la capacidad de la persona para controlarlo. Si bien se puede encontrar satisfacción inicialmente por medio de este comportamiento, no se es capaz de alcanzarla pasado cierto tiempo. De hecho, uno puede notar que su vida se vuelve vacía. Las personas con un comportamiento sexual compulsivo, con frecuencia emplea el sexo como una forma de hacer frente a otros problemas, como la soledad, la depresión, la ansiedad o el estrés.

Causas

Muchos expertos creen que debajo de las obsesiones y las compulsiones sexuales subyacen otros problemas psicológicos. La obsesión sexual puede ser un mecanismo mal adaptativo de enfrentarse a otros problemas emocionales, como los trastornos del estado de ánimo o los trastornos de la personalidad.

Por ejemplo, si se ha crecido en una familia disfuncional o se ha sido sometido a abuso físico o sexual durante la infancia, se puede tener una actitud poco saludable hacia el sexo. Estas precoces experiencias traumáticas pueden ser la causa de sentimientos de vergüenza y desmerecimiento, que pueden inhibir la expresión y la intimidad sexuales, lo que resulta en una alteración de la actividad sexual hacia un extremo. Estando solo y deprimido, se puede percibir que las compulsiones sexuales son una forma de llenar el vacío de la vida. Pero, aun cuando se pueda encontrar un alivio a corto plazo a través del comportamiento sexual compulsivo, los sentimientos negativos retornan pronto, con frecuencia a un nivel mayor que antes.

Cuándo buscar ayuda médica

La mayoría de las personas con obsesiones sexuales necesitan un tratamiento especializado. Los esfuerzos individuales suelen tener poco éxito a causa de que por definición, una compulsión sexual tiende a estar más allá del control de cualquier individuo.

Si usted cree que tiene una obsesión sexual, busque ayuda, asesoramiento y tratamiento especializados.

Complicaciones

Si se experimenta una obsesión y una compulsión sexuales, se tiene mayor riesgo de desarrollar diferentes complicaciones. Por ejemplo se puede:

· Aislarse de su pareja o sentirse decepcionado del matrimonio o de otras relaciones primarias. Esto suele perjudicar a las relaciones

· Acumular grandes deudas económicas al intentar satisfacer las necesidades sexuales, gastando dinero en prostitutas, pornografía o líneas eróticas

· Contraer enfermedades de transmisión sexual (ETS) aumentando el riesgo de contagiarlas a otros compañeros sexuales

· Ser arrestado por delitos sexuales como el exhibicionismo o la práctica del sexo en la vía pública

· No atender al trabajo o la profesión, con el riesgo de ser despedido

· Aumentar el riesgo de comportamiento de riesgo como la drogadicción o el alcoholismo

· Experimentar sentimientos de vergüenza y culpabilidad por ser incapaz de controlar el propio comportamiento que se sabe que es socialmente inaceptable y que interfiere con las relaciones normales

Tratamiento

El tratamiento de las obsesiones sexuales puede incluir:

· Psicoterapia

· Consejo o asesoramiento conyugal

· Medicación antidepresiva, del tipo de la fluoxetina, la paroxetina o la sertralina

· Apoyo de la familia y los amigos, para ayudar al proceso de recuperación

www.medicina21.com/

0 comentarios:

Publicar un comentario