Ultimas entradas:

¿Sabes cómo afeitarte para no dañarte la piel?

 El ritual del afeitado no debe hacerse de cualquier manera. Debes conocer tu piel para saber qué tipo de maquinilla utilizar, además de conocer el presupuesto del que dispones.


Paso 1

Lo primero a tener en cuenta es el presupuesto, según la revista Men's Health. Si dispones de poco tu mejor opción serán las maquinillas manuales: desde las de última generación con vibración hasta las de usar y tirar.

Con un presupuesto medio tienes una amplia gama de maquinillas eléctricas con diferentes cabezales de corte e incluso resistentes al agua. Algunas incorporan cuchillas de precisión para bigotes o patillas.

Para los que el presupuesto es indefinido pueden adquirir maquinillas con un mejor diseño y accesorios. También pueden elegir las ediciones especiales o los últimos materiales. Esas son prácticamente las únicas diferencias porque en tecnología no varían mucho.

Paso 2

El afeitado si no se realiza adecuadamente puede causarnos daños irreparables en la piel. Muchos hombres por motivos laborales deben afeitarse cada día y son ellos los que más lo resienten.

Por eso deben escoger un sistema de láminas para conseguir un afeitado perfecto.

Aquellos que deban afeitarse cada dos o tres días deben utilizar un sistema rotatorio capaz de eliminar el vello más largo.

Paso 3

¿Sabes qué tipo de piel tienes? Este es un dato fundamental que debes saber.

Si tienes una piel saludable no tienes problemas a la hora de elegir tu maquinilla de afeitado. Incluso una manual, aunque es más agresiva si utilizas geles adecuadas tu piel no lo notará.

Si en tu caso tienes la piel sensible debes tener mucho cuidado. Tu mejor opción serán las maquinillas eléctricas resistentes al agua porque bajo la ducha se abren los poros de la piel. Existen algunos modelos con cargadores de bálsamo que calman la piel.

Por último, aquellos con una piel con tendencia acnéica o al vello enquistado deben ser los más cuidadosos. Deben eliminar por completo el uso de la cuchilla manual que puede provocar infecciones.

La solución es utilizar geles que minimizen la irritación junto con una maquinilla.

¡No te olvides nunca de un buen after shave!

/ecodiario.eleconomista.es

0 comentarios:

Publicar un comentario