Ultimas entradas:

Oprah Winfrey: 10 momentos que hicieron historia

Después de 25 años y 4.560 episodios, la diva de la televisión estadounidense termina su popular programa este miércoles. Les presentamos diez momentos que explican su espectacular fama
Uno de los programas de televisión de mayor audiencia en la historia estadounidense, "The Oprah Winfrey Show", termina este miércoles después de 25 años.




Su anfitriona, Oprah Winfrey, es la reina incuestionable de la pantalla chica en los EE.UU.



Pero como señala Tom Geoghegan, corresponsal en Washington de la BBC, el impacto de Winfrey en la cultura norteamericana va mucho más allá de la televisión.



Su primer episodio, titulado "Cómo casarse con el hombre / mujer de su elección", parecía sugerir que sería una programa más.



Sin embargo, 4.560 episodios más tarde, figuras de la talla de Madonna, Beyonce y Tom Hanks hicieron fila para aparecer en el programa de despedida, que se emite el miércoles.



Durante esos 25 años, Winfrey se ha convertido en un nombre familiar, un fenómeno cultural y una de las personas más ricas del planeta.



Si bien renunció al programa para dedicarse de lleno a su propio canal de cable, su capacidad para conseguir a los invitados más notorios del momento no ha disminuido.



Sin ir más lejos, este mes el presidente Barack Obama le contó por qué había sentido la necesidad de mostrar públicamente su partida de nacimiento. Y Sarah Ferguson le dijo que no la habían invitado a la boda real.



A continuación, diez momentos que resumen su influencia.



CONFIESA HABER SIDO ABUSADA SEXUALMENTE, 1986

En un tipo de confesión que más tarde se convirtió en un modus operandi de su programa, Oprah le contó a su audiencia que había sido violada cuando era niña.



Así, no sólo comenzó su propia campaña no oficial para apoyar las víctimas de abusos, sino que también le abrió la puerta a una serie de personas - famosos con alguna adicción, la gente común con una historia que contar - para que se sentaran en el sofá e hicieran sus confesiones.



La escritora Bonnie Greer, quien dejó su ciudad natal, Chicago, el año que Oprah comenzó su ascenso en la ciudad, dice: "ella popularizó el estilo de la mujer afroamericana que es cálida pero a la vez dice las cosas tal como son".



EL VAGÓN DE GRASA, 1988

Luciendo unos blue jeanstalla 10, una delgada Winfrey apareció en el estudio cargando un vagón lleno de grasa.



Así quiso mostrar los 30 kilos que había perdido en cuatro meses, comiendo nada más que el suplemento dietético Optifast.



Según Oprah.com, ese fue el primer programa que alcanzó el puesto número uno en las listas de audiencia.



La delgadez, sin embargo, le duró poco.



Y aquel fue el inicio de dos décadas una incansable lucha contra la gordura.



Tim Teeman, corresponsal en EE.UU. para el diario The Times, dice: "Si Oprah será recordada por algo, será por su figura, que refleja la obsesión de Estados Unidos con su propio cuerpo".



MICHAEL JACKSON, 1993

El momento de mayor audiencia televisiva de Winfrey fue cuando entrevistó a Michael Jackson en el apogeo de su fama.



Unos 62 millones de espectadores pudieron ver el interior de su residencia, Neverland, y descubrir a un hombre que parecía estar atrapado en la infancia, antes de que los alegatos de abuso infantil arruinaran su reputación.



Durante la entrevista de 90 minutos, Jackson le dijo que sufría de un trastorno de los pigmentos de la piel y negó haber dormido en una cámara de oxígeno o haber comprado los huesos del Hombre Elefante.



Era la primera vez que Jackson hablaba largo y tendido en muchos años y se lo consideró un gran logro para el programa de Winfrey. Los titulares de todo el mundo le ayudaron a cimentar su popularidad, cada vez mayor.



ELLEN DEGENERES SALE DEL CLOSET, 1997

La comediante, presentadora de televisión y actriz estadounidense Ellen DeGeneres se declaró públicamente lesbiana en el programa.



Además de reforzar la imagen de Winfrey como "confidente en jefe", relanzó la carrera de DeGeneres, que pasó a conducir su propio show.



La inspiración de Winfrey para otras mujeres ha sido muy debatida.



"Ella es feminista en el sentido de que ha construido su propio imperio y su ejemplo ha animado a otras mujeres a hacer lo mismo", dice Greer.



Pero a pesar de sus confesiones respecto a su peso y los abusos, y su capacidad de hacer confesar a otros como DeGeneres, es sorprendente lo poco que sabemos acerca de Winfrey misma, agrega Greer.



"Todo el mundo cercano a ella está callado. Omertà.Ella es la única figura pública en Estados Unidos de la que sabemos todo y nada".



EL MEGA REGALO DE AUTOS, 2004

En esa ocasión, cada uno de los 276 miembros del público presentes en el estudio se fueron a casa con un auto Pontiac, con asientos de cuero y calefacción, por valor de US$28.400 cada uno.



Fue un gran negocio, dice la crítica de televisión Maureen Ryan, porque marcó el inicio del período de la Winfrey hada madrina que llenaba al público y a los invitados de regalos.



"Uno veía 'Las cosas favoritas de Oprah' [el programa anual donde hacía grandes regalos] y la histeria era comparable a la que provocaban Los Beatles en el Shea Stadium".



TOM CRUISE EN EL SOFÁ, 2005

Tal vez el momento más memorable fue el del ataque de risa de Tom Cruise y sus saltos sobre el sofá mientras proclamaba su amor por su nueva novia, Katie Holmes, ahora su esposa.



Su extraño comportamiento desde entonces ha sido ridiculizado, diseccionado y parodiado. "Este es el momento que define su carrera, por delante de Top Gun, Cocktail o Misión Imposible", dice Teeman.



"Oprah parecía absolutamente aterrorizada, como pensando '¿Qué está haciendo?".



Los famosos van a lo de Oprah para expulsar un demonio o hacer una confesión de amor, dice, y saben que ella no les hará pasar un mal momento porque es adorable.



JAMES FREY CONDENADO, 2006

Una de las influencias más profundas de Winfrey ha estado en el mundo editorial: los autores escogidos para su club de libros ganan millones de dólares.



Y nunca su poder fue tan brutal como en el caso de James Frey. Su descarnada autobiografía "A Million Little Pieces", que contaba la historia de su recuperación de adicción a las drogas, se convirtió en un éxito de ventas después visitar el programa.



Pero en 2006, después de que surgieran dudas sobre cuán sincero había sido Frey con los acontecimientos de su vida, Winfrey lo invitó de nuevo para que diera explicaciones, lo que acabó en una acalorada discusión y una reprimenda pública de Oprah al autor.



ABRE ESCUELA EN SUDÁFRICA, 2007

La Academia de Liderazgo de Winfrey, cerca de Johannesburgo, fue inaugurada en 2007 con un costo de US$40 millones.



La presentadora se había comprometido a construir la academia después de reunirse con el ex presidente sudafricano Nelson Mandela en 2002. Winfrey entrevistó personalmente a muchas de las chicas de familias de bajos ingresos de Sudáfrica que se postularon para los primeros 150 lugares en la escuela.



El año pasado, la dueña anterior de la escuela fue absuelta por cargos de haber abusado de algunas niñas. Winfrey dijo que estaba orgullosa de que las niñas hubieran tenido la valentía de testificar.



Su filantropía es conocida, y su fundación ha donado millones de dólares para proyectos en EE.UU. y el extranjero, mientras que su organización benéfica Oprah's Angels ha recaudado cerca de US$80 millones.



APOYO A OBAMA, NO A CLINTON, 2007

En un mitin en Iowa en 2007, Oprah Winfrey le dio su apoyo a Barack Obama que en el momento se disputaba la nominación a la candidatura presidencial por el partido demócrata con Hillary Clinton.



El apoyo de Winfrey fue considerado muy importante en una competencia tan reñida debido a la enorme influencia que ejerce. Pero su elección fue cuestionada.



"Cuando ella apoyó la candidatura de Obama su público, que son las mujeres blancas de mediana edad, estaba por Hillary Clinton y así fue que tuvo que enfrentar un montón de críticas de quienes pensaron que había elegido en base a su raza y no a su género", dice Eric Deggans, crítico de TV del Petersburg Times.



Sin embargo, Winfrey ha demostrado, de la misma manera que el consagrado actor Bill Cosby lo hizo antes de ella y Barack Obama, después, todo lo que es posible para un afroamericano.



"Ella se convirtió en la voz de las mujeres blancas de mediana edad de una manera que nadie más lo logró, y para la comunidad negra ver a un afroamericano aceptado con tanto entusiasmo es muy importante".



DESPEDIDA REPLETA DE ESTRELLAS, 2011

La grabación de uno de los programas finales de Oprah Winfrey en el United Center de Chicago fue una noche llena de lágrimas, aprecio y celebridades como Tom Cruise, Will Smith, Tom Hanks y Madonna.



"Una parte clara de su atractivo ha sido siempre ser una persona que tiene estrellas como amigos", dice Deggans.



La contradicción de ser una mujer cercana, con los pies en la tierra, y a la vez millonaria con amigos famosos les atrae a las mujeres.



"Ellas aprecian el hecho de que pueden poner el programa de Oprah y ver a alguien que parece ser su mejor amiga pero a la vez les da acceso a este mundo apasionante".

www.el-nacional.com

0 comentarios:

Publicar un comentario