Ultimas entradas:

Piel grasa: los cuidados de belleza diarios que necesita

Descubre el ritual diario que piden a gritos los cutis grasos y empieza a disfrutar de tu nueva piel: libre de puntos negros, imperfecciones o granitos.
Si tienes la piel grasa, estás de enhorabuena, tu rostro presentará arrugas de forma mucho más tardía y en menor cantidad que en un cutis seco, sin embargo, como no todo podían ser ventajas, los cutis grasos son propensos a padecer granitos, poros dilatados, imperfecciones o brillos indeseados, problemas que seguramente te resultan familiares.


Aprovéchate de las ventajas de tener la piel grasa y aprende a cuidarla para evitar esos molestos inconvenientes, manteniendo tu piel sana y atractiva.
Limpieza mañana y noche
Cuando te levantas la piel necesita una limpieza profunda que elimine las impurezas y secreciones que se han acumulado durante la noche. No olvides aplicar tónico después y una crema hidratante específica para pieles grasas.

Antes de acostarte también debes limpiar tu piel en profundidad a fin de eliminar las toxinas, sebo y restos de maquillaje acumulados durante el día. Emplea un limpiador en gel o espuma insistiendo en la frente, aletas de la nariz y barbilla, zonas donde la producción de grasa es más activa. Aclara con agua tibia y finaliza con fría para cerrar los poros y ejercer un efecto tensor y matificante inmediato.
Peeling y mascarilla
Uno de los problemas más frecuentes de la piel grasa es la acumulación de puntos negros, pero puedes combatirlos eficazmente realizando un peeling (exfoliación) diario para limpiar los poros y eliminar la piel muerta, que contribuye a la aparición de impurezas.

Como complemento, resulta muy interesante utilizar una mascarilla semanal desincrustante y purificante. Prueba la clásica y económica mascarilla de arcilla verde, completamente natural y milagrosa para la piel grasa. La conseguirás en herbolarios, parafarmacias y establecimientos donde posean productos de cosmética natural.

Ingredientes anti-grasa ¡Búscalos!

El ácido salicílico reduce los poros, mientras que el ácido oleanólico inhibe la producción de grasa. Busca estos elementos en tus cosméticos de tratamiento.
/www.mujerdeelite.com/

0 comentarios:

Publicar un comentario