Ultimas entradas:

Eva Mendes, adicta al amor


Eva Mendes decidió visitar semanalmente a un terapeuta después de haber pasado un tiempo en una clínica de rehabilitación, y está encantada con su decisión. La actriz ha declarado que esas sesiones son clave para su felicidad, aunque parece que su novio también tiene mucho que ver, pues ella reconoce ser "adicta al amor".

Hace dos años, Eva Mendes ingresó en una clínica de rehabilitación de Utah, Estados Unidos, para tratarse de una adicción que no quiso revelar. La idea de ingresar fue de la propia actriz, quien no dudó en reconocer que necesitaba "apoyo profesional".

Cuando su recuperación terminó, Eva se dio cuenta de que aquella ayuda le había venido muy bien y decidió seguir acudiendo semanalmente a terapia; algo que según ella se ha convertido en clave para ser feliz. "Es genial cuando hay alguien que no tiene ningún vínculo emocional contigo y hace todo lo que puede para hacerte sentir mejor", ha declarado a la revista In.

Por su parte, el representante de la actriz de Ghost Rider ha añadido: "Eva ha trabajado duro este último año y decidió tomarse un tiempo muy necesario para atender algunos asuntos personales".

Aparte de contar con ayuda profesional para lograr la felicidad, Eva tiene además a su novio, el cineasta peruano George Augusto, con el que parece irle muy bien, pues afirma: "Soy adicta al amor".

0 comentarios:

Publicar un comentario