Ultimas entradas:

Jim Carrey y Ewan McGregor viven una historia de amor gay al límite


Los actores Jim Carrey y Ewan McGregor protagonizan en "I love you Phillip Morris" una aventura homosexual de amor al límite, basada en hechos reales, que lleva a uno de los protagonistas a fugarse hasta cuatro veces de la cárcel por la pasión que siente hacia el otro.

El film, presentado hoy en París y que se estrena en Francia la próxima semana, es obra de los directores debutantes Glenn Ficarra y John Requa, guionistas de la película "Bad Santa", que vieron en esta historia un filón para unir a dos grandes actores en una profunda relación sentimental.

"Es una historia muy interesante, el guión empieza diciendo que es una historia verdadera, y eso me gustó", explicó a Efe McGregor, quien detalló que para preparar el personaje fue a conocer al auténtico Phillip Morris.

"Pasé un par de días con él, visitando sitios, bebiendo café (...), el Phillip Morris del guión es diferente al real e intenté encontrar la coincidencia entre ambos", señaló el actor escocés.

También Carrey confesó, en declaraciones a Efe, que se sintió atrapado por el guión, por "la verdadera historia de amor" que había en sus páginas, además de señalar que quería interpretar un personaje diferente.

"Lo verdaderamente importante para mí era explicar una historia que era cierta y estimulante, hay cosas en esta película que nunca en la vida has podido ver en una película", explicó el actor canadiense.

La trama, basada en el libro del periodista del diario Houston Chronicle Steve McVicker, relata la vida de Steven Russell (Carrey), un padre de familia que después de sufrir un accidente descubre su homosexualidad y decide vivir sin freno.

Tras cometer una estafa millonaria, Russell ingresa en prisión, donde se enamora perdidamente de Phillip Morris (McGregor), su compañero de celda, que también cae rendido a sus encantos.

Sin embargo, una vez ambos en libertad, la felicidad de la vida en pareja no es suficiente para Russell, que reincide y es condenado tras otra estafa con la que financia la vida llena de lujos que le ofrece a Morris.

En la cárcel empezarán sus hazañas escapatorias para estar al lado del amor de su vida, fingiendo incluso enfermedades y hasta su propia muerte para poder huir de la Justicia.

Ambos actores tuvieron que reinventarse para interpretar un personaje homosexual, algo que todavía despierta recelos en Estados Unidos, hasta el punto de que Carrey admitió que desde parte de su entorno le habían recomendado no aceptar el trabajo.

"No me importaba si había una reacción negativa, lo importante era encarnar un personaje extraordinario", explicó Carrey.

"No pensé: Voy a interpretar a un gay. Pensé: Voy a interpretar a Phillip Morris. Cogí este papel no porque fuera gay sino porque era un personaje fascinante", comentó al respecto McGregor.

Carrey, en un papel más dramático que sus habituales comedias como o "Ace Ventura", quedó prendado de la vida de Steven Russell, un estafador de guante blanco, capaz de fugarse de la cárcel en reiteradas ocasiones sin derramar una gota de sangre, sólo con su ingenio y sus dotes seductores.

Sin embargo, sobre su personaje, consideró que "nunca tiene suficiente", de la misma manera que "la gente que está enamorada", y que por ello pretende llevar una vida llena de lujos con su pareja.

McGregor, intérprete de Obi-Wan Kenobi en "Star Wars" y protagonista de filmes como "Trainspotting" o "Big Fish", relató la relación amorosa con Carrey, con alguna escenas realmente picantes.

Fueron unas tomas "muy interesantes de grabar" ya que, según McGregor, "Jim es muy gracioso", pero también es un actor "muy pasional" y "entregado a su trabajo".

Pese a las mentiras constantes que Russell esconde a Morris, McGregor justificó que había "una conexión" que les mantenía enamorados porque se conocían mutuamente a la perfección.

Además de promocionar la película, los dos actores recibieron ayer en la capital francesa las insignias de Caballero de la Orden de las Artes y las Letras de manos del ministro galo de Cultura, Frédéric Mitterrand.París, EFE.-

0 comentarios:

Publicar un comentario