Ultimas entradas:

Festival de la Leyenda Vallenata

Este martes comienza el Festiva. En Valledupar, además de acordeones, cultura y tradición.

Desde hace más de cuatro décadas, hay una frase que repiten los participantes del Festival de la Leyenda Vallenata que no ganan: "El año que viene, vuelvo", no importa si han competido en las categorías profesional, aficionado, juvenil e infantil; o en canción inédita y piqueria.



Y así lo hizo una y otra vez Luis Eduardo Daza, actual rey profesional: se le cumplió el sueño de ser rey en Valledupar, después de haber participado en 48 festivales, en 16 años. Concursó en Villanueva, donde fue rey en el 2009; Maicao, Nobsa (Boyacá) y Fonseca (La Guajira).

Empezó a tocar acordeón a los 14 años. Hoy tiene 30 y afirma que su responsabilidad como acordeonero "es seguir haciendo folclor vallenato".

Esa motivación permanente de quienes han pasado por el Festival ha sido fundamental para que se consolide como uno de los certámenes más importantes de la cultura colombiana.

Valledupar ya está lista. Por eso, el folclorólogo Rafael Oñate Rivero dice que "las brisas del río Guatapurí van denotando con su fuerza el sentimiento de la fiesta".

Prepárese para la fiesta. Le damos algunas claves.

'Ay ombe', el grito de combate

Al llegar a Valledupar, dice Oñate, hay que saber tres cosas: "Decir 'ay ombe' -sin h, según los vallenatos- y 'guepajé', ambos gritos de combate, y llevar el ritmo con las palmas". Por su parte, la periodista de EL TIEMPO Liliana Martínez, especializada en vallenato, afirma que es fundamental saber que "el rey vallenato es un acordeonero y no un cantante"; que es una fiesta obligada de vivir -al menos una vez- y, lo más importante, que reúne a todas las clases sociales.

El alma, la parranda

Se hacen en patios durante el Festival

Las parrandas tienen lugar en los patios de las casas, comenta el folclorólogo Rafael Oñate Rivero. Días antes de que empiece el festival, estos se pintan y se arreglan.

"Deben tener un palo de mango, para que dé el fresco, y también para la preparación del sancocho, que se hace debajo, en algunas casas", sigue. Allí, los invitados oyen, en silencio, a los grupos que llegan, convidados por el dueño de casa. Se sirve whisky y distintas viandas, y se come sancocho de chivo, de gallina o de tres carnes.

Las parrandas son de largo aliento y hay que tener resistencia, pues pueden durar hasta tres días. Por lo general, empiezan en la tarde.

Los músicos tocan temas tradicionales y entre las canciones se cuentan historias y anécdotas vallenatas.

Una leyenda vallenata

La fiesta es de origen religioso. Tiene la misa y la procesión de la Virgen del Rosario, que se hace el 29 de abril, así como la representación del milagro (batalla entre españoles e indígenas), al día siguiente.

Además, el festival tiene el desfile de piloneras y piloneros, un baile que se hace por la vía que conduce al Parque de la Leyenda, y da comienzo a las fiestas. Cada comparsa está integrada por 12 parejas como mínimo.

Tocar acordeón da estatus

Dice el folclorólogo Rafael Oñate que "interpretar el acordeón hoy da estatus. En Valledupar, un hogar que se respete tiene un acordeonero infantil, juvenil, aficionado o profesional, así como un cajero o un guacharaquero".

Agrega que las escuelas de Valledupar, entre las que se cuentan la del 'Turco' Gil y la de Rafael Escalona, de la Fundación de la Leyenda Vallenata, mantienen la tradición. "Pero hay que agregar que, en cada patio, un juglar se dedica a enseñar a quien quiera aprender".

El corazón de un conjunto

Dentro de la estructura de un conjunto vallenato, el acordeonero y el cantante son los intérpretes más importantes. Eso no demerita la capacidad y la importancia que tienen el cajero y el guacharaquero.

¿Quiénes pueden participar?

En la categoría de rey vallenato, quienes vivan de la música. En aficionado, los 'amateurs'. En juvenil, los músicos entre los 14 y los 18 años, y en infantil, los menores de 13. Todos deben interpretar los cuatro ritmos del vallenato: puya, son, merengue y paseo.

Dura competencia

Este año, estarán en la competencia 69 aspirantes a rey profesional; 60 a rey aficionado; 77 a rey juvenil y 64 a infantil.

En piqueria hubo 50 inscripciones y en canción vallenata, así: paseos, 164; merengues, 51; sones, 24 y puyas, 22.

Las competencias se llevan a cabo durante los cuatro días del evento, a partir de las 8 a.m.

Las finales se realizan dentro de la programación de la noche, en el Parque de la Leyenda Vallenata, los días 29 y 30 de abril.

Programación del evento

26 de abril, homenaje a los juglares Lorenzo Morales y Leandro Díaz. Entrada libre. 8 p.m.

27 de abril, grupos colombianos y Plan B.

28 de abril, grupos colombianos y J Balvin.

29 de abril, grupos vallenatos y Don Omar.

30 de abril, Ana Gabriel.

Lugar: Parque de la Leyenda Vallenata.

Concursos:

Plaza Alfonso López: acordeón profesional.

La Pedregosa: acordeón aficionado y juvenil.

Parque del Helado: acordeón infantil.

¿Dónde quedarse?

Por estos días, conseguir cupo en un hotel de Valledupar es imposible. De hecho, las tarifas se suben exponencialmente. Hay hostales y casas que alquilan cuartos.

REDACCIÓN CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

/www.eltiempo.com/

0 comentarios:

Publicar un comentario